Ergonomia y salud

¿Sillas con reposabrazos o sin?

Compartir:

Las sillas con reposabrazos son un elemento básico del mobiliario de oficina. Sin embargo, algunas veces no son la elección más adecuada y es mejor optar por sillas sin reposabrazos. Con esta guía te será más fácil tomar la decisión correcta:

Silla Ergohuman Silla Ergoplus

¿Por qué los reposabrazos son esenciales?

Los reposabrazos son elementos cruciales en la ergonomía de una silla de oficina, desempeñando un papel fundamental en la experiencia del usuario. Su presencia no solo añade comodidad, sino que también contribuye significativamente a la salud y el bienestar del individuo en el entorno laboral.

Los apoyabrazos son esenciales para proporcionar un soporte adecuado a los brazos durante las horas de trabajo. Esta función permite mantener una postura más cómoda y natural al escribir, usar un ordenador o realizar tareas similares. Al ofrecer un punto de apoyo para los brazos, los reposabrazos ayudan a aliviar la tensión en los músculos de los hombros y el cuello, reduciendo así la fatiga y el malestar que pueden surgir durante una jornada laboral prolongada.

En qué casos se debe usar reposabrazos

  • Para una mejor ergonomía es mejor usar una silla con reposabrazos. Muchas de estas sillas de escritorio tienen mecanismos de regulación en sus reposabrazos, de esa forma tendrás una mayor libertad y comodidad de uso. Descansar los brazos es uno de los principios de la ergonomía en la oficina.
  • Si has de pasar largas horas sentado, ya que los reposabrazos sirven de apoyo a los brazos para los momentos en que necesites descansar después de mucho rato tecleando.
  • Está demostrado que las sillas con reposabrazos mejoran la productividad y ayudan a una menor incidencia de bajas laborales por molestias relacionadas con las largas horas de trabajo sentado.

Tipos de reposabrazos:

Los reposabrazos se dividen principalmente en dos categorías: fijos y ajustables. Dentro de los reposabrazos ajustables, se pueden encontrar tres subtipos adicionales basados en su capacidad de movimiento:

Reposabrazos Ajustables 

  • Reposabrazos Ajustables en Altura (1D): Estos reposabrazos permiten ajustar la altura para adaptarlos a la altura del escritorio y las preferencias del usuario.
  • Reposabrazos Ajustables en Altura y Ancho (2D): Además de la altura, estos reposabrazos pueden ajustarse en anchura, proporcionando un apoyo más personalizado.
  • Reposabrazos Ajustables en Altura, Ancho y Ángulo (3D): Estos reposabrazos ofrecen la máxima versatilidad al permitir ajustes en altura, anchura y ángulo. Esto facilita encontrar la posición óptima para los brazos y codos.

Reposabrazos Fijos

Los reposabrazos fijos son elementos estáticos en una silla de oficina que no pueden ajustarse o moverse. A pesar de su simplicidad, estos reposabrazos tienen algunas características y ventajas notables. En primer lugar, son conocidos por su durabilidad, ya que al carecer de piezas móviles, tienden a ser resistentes y duraderos con el tiempo. Además, proporcionan una base estable y sólida para los brazos, lo que puede ser beneficioso para aquellos que prefieren una posición constante mientras trabajan. Por último, los reposabrazos fijos suelen ser una opción económica en comparación con los reposabrazos ajustables, lo que los convierte en una elección atractiva para aquellos con un presupuesto más ajustado.

Es importante tener en cuenta que, si bien tienen sus ventajas, la falta de ajuste puede no ser adecuada para todos los usuarios. Aquellas personas con necesidades ergonómicas específicas o diferentes preferencias pueden encontrar más cómodos los reposabrazos ajustables. La elección entre reposabrazos fijos y ajustables dependerá de las necesidades y preferencias individuales de cada persona y del contexto de uso de la silla.

¿Cuándo es más recomendable usar sillas sin reposabrazos?

  • En las salas de espera es algo que podemos evitar. Al no tener reposabrazos, las sillas para sala de espera más espacio y más libertad de movimientos.
  • En las salas para reuniones opta también por sillas sin reposabrazos. Las sillas de reuniones facilitan el debate y la discusión sin las limitaciones que supone un reposabrazos.
  • Las sillas sin reposabrazos son más fáciles de almacenar o apilar. Se pueden guardar una encima la otra y aprovechar al máximo el espacio de almacenamiento. En los eventos con muchos invitados se tiende a utilizar este tipo de sillas.
  • Las sillas sin reposabrazos tienen un precio menor. Por eso se opta por ellas en las zonas de espera o recepción, en las salas de reuniones sencillas o en los espacios donde vayamos a colocar muchas sillas o su uso sea puntual.

Conclusión:

Si tienes que escoger una silla para uso individual, opta por una silla ergonómica con reposabrazos. Las sillas sin reposabrazos son mejores para usos colectivos, pues optimizan el espacio y tienen un precio menor.

Si sigues teniendo dudas, te contamos cuáles son las partes de una silla y cómo estas pueden incidir en su uso.

En SillaOficina365 contamos con una gran cantidad de sillas con reposabrazos y sin reposabrazos para todo tipo de usos, de forma que siempre encuentres respuesta a la necesidad que tengas y a los mejores precios del mercado.

Esperamos haberte ayudado con este artículo a escoger mejor, ven a vernos ya a nuestra tienda online y descubre todos los descuentos y ofertas que tenemos disponibles para ti. ¡Te esperamos!