Decoracion despacho
Maria Fernanda Casique

Cómo diseñar un despacho para dos en casa

Compartir:

El incremento de los profesionales autónomos o freelances o la apuesta por el teletrabajo han favorecido la conciliación en muchos hogares pero también ha supuesto, en muchos casos, un conflicto a la hora de organizar el espacio de trabajo porque no es extraño que más de un miembro de la familia tenga que trabajar en casa. ¿Te ocurre algo así con tu pareja o con tu socio? En ese caso, toma nota de los consejos que te damos en SillaOficina365 para diseñar un despacho para dos en casa.

Cómo tener un despacho doble en casa

Para tener un despacho en casa para dos, lo primero que debes plantearte es si en tu hogar cuentas con un espacio adecuado que te permita trabajar o estudiar con comodidad y profesionalidad si tienes a otra persona a tu lado.

A la hora de diseñar dicho espacio, es importante que tengas en cuenta si puedes colocar mesas y sillas de escritorio para planificar mejor la distribución. Además, debes considerar qué elementos vas a necesitar porque, por ejemplo, no es igual la profundidad de mesa que necesitarás si trabajas con ordenador que si trabajas sin él.

También la anchura es un factor importante porque no es cómodo trabajar ‘codo con codo’ con alguien de manera literal, ni sin espacio suficiente para levantarse o para abrir un cajón. Todo esto hay que tenerlo presente.

Cómo diseñar un despacho

Además, es importante que diseñemos nuestro despacho en casa de manera que podamos separarlo de otras zonas, es decir, si este espacio está dentro del dormitorio, es necesario dejar ‘claro’ cuál es la zona de trabajo y cuál la de descanso; o, si el despacho está en el salón, la separación visual con respecto al sofá y el televisor debe quedar bien diferenciada si no queremos que incrementar nuestro nivel de estrés.

Mobiliario imprescindible en un despacho en casa para dos

La distribución de tu despacho para dos en casa puede variar pero siempre ha de tenerse en cuenta qué mobiliario es imprescindible para que ambos podáis trabajar adecuadamente. ¿Qué os hace falta?

  • Mesa de oficina. Podrás utilizar una mesa de despacho para dos personas o dos mesas individuales. Eso dependerá del espacio con el que cuentes, de la distribución que elijas, de tu presupuesto, etc.
  • Sillas de escritorio. Procura que sean ergonómicas y, a ser posible, con ruedas, regulables en altura y con apoyo para brazos y cabeza.
  • Almacenamiento. Podéis necesitar cajoneras, estanterías y otros sistemas de almacenamiento, orden y organización que os permitan tener a mano vuestro material para trabajar. ¡Cada uno el vuestro!
  • Material. El ordenador, la agenda, los bolígrafos, los post-it, los folios, etc. son elementales para el trabajo, y debes contar con espacio suficiente para tenerlos a mano y de la forma más accesible y ordenada posible.
  • Iluminación. Además de aprovechar la iluminación natural, debes contar con una buena fuente de luz genérica e individual. Una lámpara o flexo para cada uno es básico en cualquier despacho.

Cómo tener un despacho doble en casa

Ideas de despacho para dos

A la hora de diseñar un despacho de trabajo para dos personas es importante optimizar el espacio. Debéis planificarlo conjuntamente para saber qué necesita cada cual para realizar sus tareas diarias y buscar la comodidad y la funcionalidad para ambos.

El entorno de trabajo debe ser agradable para los dos y tener la distribución adecuada, así como contar con espacios que favorezcan la colaboración. Aquí tienes algunas ideas:

  • En forma de T. Si separas el espacio de ambos en forma de T, ambos podréis trabajar con las mesas orientadas hacia la ventana y sentaros frente a frente cuando necesitéis poner algo en común. Eso implica contar con sillas de escritorio con ruedas, que son más versátiles y dan mayor libertad de movimientos.
  • Puestos contiguos. Esta distribución permite que ambos aprovechéis la iluminación natural al dar la posibilidad de orientar ambas mesas hacia la ventana. Y, para delimitar el espacio propio de cada uno, podéis utilizar una cajonera central si lo necesitáis.
  • Puestos enfrentados. De esta forma, tendréis mayor privacidad y trabajaréis de manera más cómoda en vuestras tareas individuales. Además, os permite comunicaros en todo momento. Las mesas bench son ideales para esta distribución.
  • Frente a la pared. A veces, las dimensiones del espacio para nuestro despacho nos obligan a colocar las mesas alineadas con las sillas mirando a la pared. Hay personas que se distraen de su trabajo si tienen una ventana enfrente, algo a lo que daría solución este tipo de distribución. En este caso, lo mejor es aprovechar el espacio de pared de la habitación que sea más largo.

Puedes diseñar un despacho para dos en casa de muchas maneras, pero siempre teniendo en cuenta las necesidades de ambos, así como el espacio disponible, la iluminación y, claro está, el presupuesto con el que contáis. Sea como sea, el objetivo debe ser que ambos podáis trabajar de la forma más cómoda y eficiente, así como con la mayor concentración posible.