Consejos sobre sillas
Maria Fernanda Casique

Cuándo elegir una butaca ergonómica para la oficina

Compartir:

La butaca ergonómica es un elemento clave en la oficina, descubre todas sus ventajas y cómo escogerla para no equivocarte

Cuándo es conveniente incorporar butacas ergonómicas en la oficina

Las sillas ejecutivas e incluso los asientos gaming que utilizamos para trabajar, son excelentes y sumamente cómodas. No obstante, en ciertas áreas no podemos recurrir a ellas, porque no encajan con las vibraciones y funciones del área. Por suerte existe la butaca ergonómica de oficina, que son un tipo de mueble altamente ergonómico, y que cubrirá diferentes aspectos de la oficina. Si hacemos la elección correcta.

Para entrar en contexto debes saber que una butaca es un tipo de silla de tamaño reducido, y que por lo general se encuentra leventemente reclinada con un respaldo bastante cómodo. Nos recuerdan a los cines, teatros y óperas, que tienen butacas en ocasiones algo incómodas. Pero la verdad es que las diseñadas para oficinas son mucho más placenteras, gracias a la ergonomía que presentan. Para que sean más confortables suelen utilizar almohadón o cojín, de manera que la persona se sienta a gusto. No suelen ser elaboradas para trabajar durante amplios períodos de tiempo, como con los sillones de oficina. Así que lo principal es que sepas en qué áreas es conveniente su utilización.

Estas áreas funcionan mejor con butaca ergonómica de oficina

Empecemos por delimitar dónde va a ir la butaca ergonómica. Las empresas son lugares con diversas áreas y en cada una se realizan actividades puntuales. Te comentamos que para un recibidor ejecutivo viene genial encontrar butacas ergonómicas que satisfagan las necesidades elementales de los clientes. Están diseñadas para pequeños períodos de tiempo y puedes estar tranquilamente alrededor de dos horas sin sentir molestias.

El cliente o visitante disfrutará de un tipo de silla acolchada con un respaldo bastante cómodo, mientras llegan a acuerdos y concretan asuntos laborales. Para áreas de descanso también resultan fenomenales. Y lo mejor es que puedes conseguirlas en diferentes colores para diseñar un espacio llamativo donde abunda la creatividad. Es imposible no pensar en áreas colaborativas, en ellas puedes crear pequeños circuitos de trabajo, donde tengas al menos cuatro butacas. Por otro lado, en la recepción puedes crear espacios ergonómicos y agradables, y agregar mesitas de café para colocar revistas, libros, o aperitivos. De esa manera tu sala de espera destacará y tus visitas se sentirán muy cómodas y bien atendidas.

Características de una butaca ergonómica

Respaldo

El respaldo de una butaca ergonómica debe ser preferiblemente acolchado y cómodo, con una curvatura que abrace la espalda y evite molestias indeseables. Por lo general, suelen conseguir una postura adecuada y relajada que ayuda a sentirse como en casa a quienes la utilizan.

Apoyabrazos

Los reposabrazos son indispensables porque mantienen las articulaciones en L, aportando movilidad y evitando las tensiones musculares en la zona. No olvides que un apoyabrazos adecuado ayudará a que el peso recaiga sobre nuestros brazos sin generar tensiones, y que la presión no reincida en la zona lumbar. Además, es imposible ignorar que gracias a un reposabrazos ergonómico, no tendrás que padecer de dolores en la cervical.

Sillón Manchester Sillón Manchester

Profundidad

Lo recomendable es tener butacas de diferentes tamaños. En los recibidores es impredecible deducir cuáles serán las medidas exactas de los visitantes, y no queremos pasar por la penosa situación de que una persona alta y fornida, se sienta excluida o incómoda. Por ello lo recomendable es tener butacas con diferentes tamaños. Y por tanto, con profundidades variables a las necesidades de ciertos prototipos. Esto hará que la silla sea ergonómica y que tus clientes estén felices al utilizarlas.

Conexión

Como podrás observar, suelen ser mobiliarios utilizados por los clientes, y por ende elaborados pensando en sus necesidades. Aunque hay espacios corporativos donde la butaca la emplea un trabajador, en la mayoría de los casos las encontramos en recibidores. Este mobiliario debe estar impecable, ser atractivo a nivel visual y brindar tranquilidad durante la espera. Básicamente necesita establecer buenas conexiones y sensaciones con las personas que la usarán.

Especificaciones

Las butacas ergonómicas se caracterizan por tener sus especificaciones muy bien definidas, de esta manera es más sencillo concluir si funcionan en nuestro espacio laboral o no. Al igual que otros mobiliarios tienen cierta capacidad de soporte en cuanto a peso y altura, razón por la que debemos ahondar en sus características.

Dependiendo del fabricante de la butaca, estas especificaciones variarán. En nuestra página puedes consultar información que te ayudará a la hora de tomar decisiones como las horas de uso recomendadas, el peso que soportan, etc..

Beneficios de las butacas para la oficina

Brindan confort

A diferencia de otro tipo de sillas confidentes o de espera, las butacas ergonómicas ofrecen comodidad y cubren las necesidades de la zona lumbar. No te decepcionarán. Cuando las pruebes verás que son realmente cómodas y que se pueden pasar en ellas horas sin sentir molestias. La idea no es que el cuerpo se adapte al mobiliario, sino que la butaca ergonómica se acople a la perfección a las necesidades de tu organismo, y abrace tu espalda proporcionándole estabilidad.

Sillón Orlando Sillón Orlando

Aportan personalidad

Tienen un impacto positivo sobre la imagen corporativa, puesto que en general los modelos de butacas son atractivos. La gente deseará tener una como la tuya en casa. Son butacas diseñadas para hacer destacar los espacios y llenarlos de confort.

Mejoran los hábitos posturales

Sabemos que la corrección de la postura es un tema peliagudo, que es necesario procesar y aplicar. A veces es difícil mejorar los hábitos posturales por nuestra propia cuenta. Una butaca ergonómica puede ayudarte con esto. Incluso algunas están diseñadas para trabajar desde casa, ver televisión o disfrutar de tu programa favorito. Si eres de las personas que usualmente tienen una mala postura, y para colmo eliges una butaca o silla que fomente este comportamiento, debes empezar a buscar soluciones urgentes.

Favorecen la salud

A diferencia de las sillas de espera metálicas, o de sillas sin ergonomía, las butacas ergonómicas disminuyen las tensiones y mejoran el riego sanguíneo, lo que ayuda a alargar la calidad de vida. La postura es esencial en una buena salud y si no la tenemos nos pasará factura.

Por ello escoger la butaca ergonómica adecuada puede ser de gran ayuda. Y algo que notarás en el corto plazo, pues nuestras cervicales, espalda, circulación...mejorarán sensiblemente. Y tú, ¿escoges butacas ergonómicas para tu oficina? ¿O por que tipo de silla ergonómica te decides para los espacios compartidos y de atención a las visitas? Esperamos tus comentarios.