Ergonomia y salud

Cómo sentarse correctamente en el trabajo

Compartir:

Una mala postura sentada puede causarnos muchos problemas, por eso vamos a ver cómo sentarse correctamente en el trabajo. Te damos consejos y trucos para conseguir una postura correcta que te evite molestias de espalda y otros problemas derivados de un sedentarismo prolongado. Además, recuerda que mantener una postura adecuada no solo beneficia tu salud física, sino también tu productividad y bienestar general en el entorno laboral. 

El ser humano le dedica una tercera parte del día a las actividades laborales. Independiente del tipo de trabajo que realicemos, pasamos muchas horas al día trabajando. Nos encontramos con un gran número de trabajos ejecutados de forma sedentaria. Pero también, voluntariamente, destinamos mucho tiempo de ocio y recreación a estar sentados frente al televisor, al móvil o al ordenador. Pasamos así mucho tiempo inmovibles con posturas que van transformando nuestra estructura ósea y muscular. Trayendo repercusiones negativas en nuestra salud como lesiones o patologías que inciden a diario en nuestro bienestar. Nuestro cuerpo está diseñado para mantenernos en constante movimiento. Así que estar prolongadamente sentados produce alteraciones significativas. Estas se manifiestan en dolores de espaldas, cuello y hombros y en el desgaste de la columna vertebral. Cómo sentarse correctamente en el trabajo

Cómo sentarse correctamente en el trabajo o en casa

Desde niños somos educados para mantener una buena postura al sentarnos o pararnos, debido al impacto ejercido a nuestra espalda. Por eso, indistintamente del trabajo que realicemos, el invitado central en ellos será siempre la silla. Pues tiene un papel relevante para ejecutar nuestras actividades.  Y nos ayudará a que sentarnos correctamente en el trabajo, en casa, en la escuela...resulte mucho más sencillo.

La silla como elemento primordial

Seas un diseñador de interiores, un recepcionista o un conductor de vehículos, todos tienen en común la silla como elemento de trabajo. La silla está catalogada como una herramienta básica, desde allí se desempeñan tareas de distintas índoles. Y pasar tantas horas sentados afectará a nuestra espalda pero también a otras partes. Muñecas, brazos, piernas, la circulación...todo puede verse afectado por una mala silla. Aquí también nos encontramos con oficios que se desarrollan en una oficina. Desde la recepcionistas, atendiendo a todo el público, hasta empleados públicos y privados realizando tareas administrativas. En las que se utiliza un ordenador durante largas jornadas. Pero también diseñadores, arquitectos, ingenieros que utilizan grandes mesas de diseño para poner en práctica su creatividad. Sin olvidar a conductores de vehículos que se dirigen a corta o larga distancia enfrentados a un ambiente diferente. Largas horas frente al volante, exigen una postura para estar alerta y responder a cualquier situación. Ser consciente de la importancia del uso adecuado de una buena postura al sentarse repercute en el estado de salud de los trabajadores. Además ayuda a la empresa, disminuyendo las ausencias y aumentando la productividad de los empleados. Por eso invertir en una silla ergonómica en función del tipo de puesto de trabajo es clave.

La silla ideal para sentarse correctamente en el trabajo

La silla perfecta es aquella que pueda adaptarse a nuestras características morfológicas. Por ello, debemos optar por escoger una que se ajuste la altura del asiento y del respaldo. Pero también la inclinación de este último. Que esté provista de ruedas en sus patas para facilitar el desplazamiento hacia la mesa de trabajo. No olvidemos que el material que la recubra no permita el desplazamiento de quien se sienta. La silla debe adaptarse a tus necesidades. Para ello deberá regularse la altura. Teniendo en consideración que los pies no queden colgando y que tus rodillas queden alineadas horizontalmente. Debemos colocarla lo más cerca de la mesa escritorio para mantener la postura recta. Y evitar que la mesa se encuentre cerrada en la parte de abajo que impida una buena posición de las piernas. Debemos considerar que éstas tengan respaldos para los antebrazos, y así las muñecas puedan descansar mientras no se trabaje con las manos. No puedes olvidar el respaldo. Para la mayoría de los expertos, éste debe ser recto, y debe llegar a la altura del omoplato. Sin embargo, otros señalan que lo más conveniente es respetar la curvatura de la espalda. Por ello nuestra silla debe contener el arco lumbar. Pues lo más importante es sentir que la zona lumbar queda protegida y acompañada en todo momento para evitar tener lumbago.como sentarse correctamente

¿Cómo sentarse correctamente en el trabajo?

Para sentarnos de manera adecuada, y que incida positivamente en nuestra salud, es vital la sincronía de varias partes del cuerpo. Pero también de varios complementos si trabajas en una oficina. Se recomienda para eso, mantener las siguientes posturas en cada parte del cuerpo:

  • La cabeza: En ángulo recto, en línea con el cuello y sin levantar la barbilla.
  • La espalda: Mantenerla pegada al respaldo y la columna debe estar recta.
  • Los hombros: Con una ubicación de 90º, deben estar a la misma altura con cierta flexión y pegados al cuerpo.
  • Los brazos: En línea recta, acompañan a las muñecas en la misma posición.
  • Los codos: Ubicados en un ángulo de 90º, igual que los hombros.
  • Las rodillas: A la misma altura que las caderas.
  • Los pies: Apoyados completamente en el suelo.
  • Las piernas: Sin cruzarse, formando un ángulo recto con las rodillas.
  • Los muslos: Las 2/3 partes deben estar sobre el asiento.

Ergonomía a la hora de sentarse correctamente

Si trabajamos con un ordenador, la pantalla debe estar ubicada a 40 cm de distancia de nuestros ojos. A una altura que permita mantener la cabeza recta de forma cómoda. El mouse y teclado a la misma altura de los codos para no tener que forzar la espalda. La mesa escritorio debe contener al teclado y permitir los codos y antebrazos apoyados. Pero si eres conductor de vehículos, debes sentarte colocando las piernas en un ángulo de 90º con tu cuerpo. Esto evitará que tengas que  forzar la espalda. También debes realizar paradas cada dos o tres horas para disminuir el cansancio en la vista. Sentarse correctamente en el trabajo te evitará muchos problemas posteriores. Así que vale la pena ponerle un poco de atención. Y revisar nuestra postura cada cierto tiempo.

Problemas generados de no sentarse correctamente

Cuando no mantenemos una postura adecuada al momento de estar sentado, tenderemos a tener diversas complicaciones en la salud. Estas pueden ser muy variadas: fatiga en la vista, dolores de cabeza, problemas en el cuello, hombros y espalda. Estos pequeños problemas iniciales pueden complicarse con el paso del tiempo. Pueden derivar a problemas posteriores como las lumbalgias o ciáticas. La zona del cuerpo que más se resiente es la cervical. También se incide en el proceso digestivo y respiratorio. Incluso originando episodios de incontinencia y contribuyendo al estreñimiento.

5 actitudes negativas y sus recomendaciones para mejorar la postura

  1. Inclinarte hacia la pantalla para poder ver mejor: es mejor aumentar el zoom o usar gafas.
  2. Mantenerse inmóvil por mucho tiempo: hacer descansos de corta duración. Levantarse, caminar o hacer estiramientos para relajar.
  3. Sentarse sobre una o ambas piernas: con este movimiento se limita la circulación. Piernas derechas es la postura adecuada.
  4. Hacer movimientos bruscos: mueve todo tu cuerpo a la misma vez para que el cuello no se lastime. Distribuye bien todos los materiales que utilices, colócalos a tu alcance.
  5. Ubicar una fuente de luz detrás del monitor o de ti: el reflejo que se genera impide una visión limpia de la pantalla. Coloca cortinas o persianas que limitan la entrada de la luz solar. Cuida tu postura pues con ello estarás cuidando tu salud a largo plazo.