Consejos sobre sillas

¿Qué características debe reunir una silla para el trabajo con ordenador?

Compartir:

A la hora de escoger una silla para el trabajo con ordenador surgen las dudas...Hoy te contamos en qué debes fijarte y cómo escoger la silla perfecta para cuidar tu salud.

La silla de oficina o silla para el trabajo con ordenador es un elemento esencial a la hora de teletrabajar o trabajar en la oficina. Si pasas 8 horas al día sentado ante tu escritorio debes tener mucho cuidado a la hora de elegir tu silla. Una mala sujeción de la espalda puede llegar a provocar microtraumatismos dorsales dolorosos. Se trata de un proceso tan frecuente que es una de las principales causas de baja laboral en las empresas.  Y es que el dolor de espalda se ha convertido en uno de los problemas de salud más habituales entre aquellos que trabajan en oficinas. Hasta un 85% sufren dolores constantes al llegar a los 50 años. Debido al daño lento y constante causado a lo largo del tiempo por una mala postura a la hora de sentarnos o por utilizar sillería inadecuada. Pero no solo por nuestra espalda también para otros aspectos de nuestra salud, como las articulaciones o la circulación sanguínea, una buena silla ergonómica es vital. Por eso vamos a contarte en qué debes fijarte a la hora de elegirla.

¿Qué tener en cuenta para comprar una silla de oficina?

1.La primera característica a tener en cuenta en una silla para el dolor de espalda es que sea estable. Para ello lo mejor es una base en estrella con cinco apoyos. Cualquier silla para el trabajo con ordeenador debe cumplir este requisito o no tendrá la suficiente estabilidad. 2.Una silla saludable para nuestra espalda debe disponer de respaldo ajustable. Mediante un mecanismo que normalmente se encuentra en el lateral de la silla. Este mecanismo permite ajustar el respaldo a las necesidades de cada momento y fijarlo según la postura que deseemos adoptar. 3. El apoyo lumbar hace forma de S para recoger bien y darte confort.De esta forma la S que hace nuestra columna vertebral estará siempre recogida y apoyada para evitar sobrecargarla. 4. Además, nos debe proporcionar facilidad de movimiento y sentarnos de forma dinámica. Es decir que no estemos en la misma posición durante horas y horas, si no que podamos cambiarla a nuestra voluntad. Cambiar de postura de forma frecuente evitará la presión lateral negativa de los discos intervertebrales. Y también el cansancio que dicha presión provoca. Silla Keystone 5. El asiento también debe ser regulable. La altura de la silla también debe ajustarse según el usuario. No será igual para una persona de 1.50 que una de 2 metros. 6. También necesitaremos unos brazos ajustables en altura y ángulo. Este nos ayudará para poder adaptarse a nuestra medida perfectamente. De esta forma nuestros brazos reposarán y sufrirán menos la tensión. Estos deben estar hechos de un material resistente que pueda aguantar nuestro peso al sentarnos e incorporarnos. Silla Dynamic 7. Materiales. En primer lugar debemos tener en cuenta la tapicería. Esta es la parte de la silla que tenemos en contacto con el cuerpo y debe ser de buena calidad. Existen muchos tipos de tapicerías. Vale la pena invertir en una duradera y resistente pero que a la vez sea transpirable. También es importante el tipo de espuma con qué están hechas las sillas de oficina. Las espumas inyectadas ofrecen mayor calidad pues aguantan mucho más tiempo sin deformarse. El material en que está realizada la silla también debe ser resistente. Algunas llevan recubrimientos de aluminio lo que les da mayor ligereza y resistencia. Porque hoy en día existen una gran variedad de sillas ergonómicas pero debemos asegurarnos de que realmente lo son. Para ello deben cumplir todas las características anteriores.

¿Cómo debe ser una buena silla para el trabajo con ordenador?

La comodidad es algo muy a tener en cuenta a la hora de escoger una silla operativa.  Cuando tengamos que pasar largas horas en ella lo agradeceremos. Por ello es importante tener en cuenta la medida del asiento y que su forma sea curvada hacia abajo. Eso dará mayor comodidad a las piernas, aliviará presión y evitará el entumecimiento de las piernas, la presión en vasos sanguíneos y finalmente sufrir de venas varicosas. Otro elemento muy importante a la hora de escoger una silla operativa son los materiales. Nuestra piel estará en contacto con ellos y además deben ser resistentes a la abrasión por el uso intensivo. Existen una gran variedad de tejidos pensados para ello que nos aportarán una gran durabilidad así como bienestar. En Ofiprix encontrarás una gran variedad de acabados para escoger el que más se adecua a tus necesidades. silla de escritorio ideal para la salud de la espalda homologada 8 horas

¿Cuál es la altura correcta de la silla para el trabajo con ordenador?

La altura de la silla para el trabajo con ordenador no debe ser fija, si no que tiene que ajustarse a cada usuario. De forma que transfiera el peso corporal a través de las nalgas, no de los muslos. Su altura debe permitir apoyar los hombros y la cabeza correctamente. Porque no pueden usar la misma altura de silla una persona de 2 metros que una de 1.50. Poder ajustar su altura nos ayudará a tener una postura más ergonómica y evitar molestias futuras. Y es que si la silla ergonómica queda demasiado baja sufrirá nuestra zona lumbar. Y si es demasiado alta forzaremos vértebras y músculos.

La altura correcta a la hora de trabajar con el ordenador es la que nos permita tener la pantalla frente a los ojos de forma que no tengamos que forzar las cervicales. Para ello además de ajustar la altura de la silla debemos asegurarnos de que la pantalla está a la altura correcta.

¿Cuál es la mejor silla de oficina?

La mejor silla de oficina es aquella que nos recoge bien la espalda y se adapta a nosotros perfectamente. Especialmente debemos cuidar la zona lumbar que es la que más tensión sufre. Una silla ergonómica nos ayudará a mantener una postura más saludable y de esa forma evitar el dolor de espalda. Para conseguir no basta con tener una silla para el dolor de espalda. También debemos mantener la postura correcta que nos ayude a conseguirlo. Pero está demostrado que el uso de una silla ergonómica que se adapte a nuestra espalda permite evitar molestias. Y además ayuda a reducir la ausencia en el trabajo por lesión y una mejora en el rendimiento laboral. Por tanto, esta elección se convierte en una decisión muy importante. Por eso vale la pena invertir más en una buena silla que reúna todas las características que te hemos contado y renovarla muy de tanto en tanto. Una silla de oficina de calidad nos durará mucho más y además nos evitará muchos problemas por lo que debemos verlo como una inversión en salud.