Ergonomia y salud
Carlos Fernández Carbonell

Lesiones de ordenador: ¿qué es el codo de tenista?

Compartir:

Si sufres dolor en el codo y trabajas con un ordenador, descubre las posibles causas en nuestro blog de SillaOficina365.

Todo el mundo podemos sufrir en cualquier momento una lesión que dificulte considerablemente nuestro trabajo. A día de hoy, gracias a la tecnología y al surgimiento de nuevas profesiones, muchos tienen la suerte de poder trabajar sentados cómodamente delante de un ordenador.

Si bien no podemos comparar el trabajar sentado con una profesión más enérgica, como camareros, fontaneros, albañiles, electricistas, mineros, etc., no caigamos tampoco en el error de pensar que el hecho de trabajar sentado no trae lesiones.

De hecho, al contrario, trabajar sentado y frente a un ordenador es uno de los principales focos de problemas para la espalda, las muñecas, cervicales, codos, hombros, etc. Esto lo produce no solo el manejo de herramientas como el ratón, un bolígrafo o un teclado de ordenador, sino también el mero hecho de permanecer sentados en una misma posición durante muchas horas.

En un estudio del año 2020 se mencionó que alrededor de un 3% de la población comprendida entre los 40 y los 60 años sufre epicondilitis, codo de tenista o codo del programador. Por supuesto, todos desarrollaban su actividad laboral en entornos administrativos o de oficinas.

Si tú también sufres ese dolor de codo tan molesto, ahora mismo te contamos qué es el codo de tenista o del programador, sus causas y algunas recomendaciones para paliarlo.

¿Qué es la epicondilitis, codo de tenista o codo del programador?

La epicondilitis, codo de tenista o codo del programador es una dolencia derivada de un movimiento repetitivo y constante.

Como es lógico, las personas especialmente dedicadas al mundo administrativo o que trabajan diariamente con un ordenador son propensas a desarrollar esta lesión, de ahí que otro de los nombres por el que se conoce a esta lesión es el codo del programador.

lesiones ordenador codo tenista

¿Cuáles son las causas del codo de tenista o epicondilitis?

La principal causa es la sobrecarga por un uso excesivo y repetitivo. Es decir, el hecho de contraer repetidamente los músculos del antebrazo para extender o elevar la mano y la muñeca son los que al final producen la lesión. Esta se produce por pequeños desgarros en los tendones que unen los músculos del antebrazo al hueso, lo cual acaba desembocando en una inflamación bastante dolorosa.

Se hizo famosa la expresión "codo de tenista" porque esta dolencia surge especialmente cuando se juega al tenis sin saberse bien la técnica, pero también se conoce como Síndrome del Ratón porque la segunda causa más frecuente de esta dolencia es el uso del ratón del ordenador. Otros movimientos que causan la epicondilitis son:

  • Pintar
  • Usar un destornillador
  • Labores de cocina
  • Deportes que impliquen movimientos bruscos del antebrazo (dardos, futbolín, baloncesto...)

Algunos síntomas de la epicondilitis o codo de tenista

Cuando sufres epicondilitis o codo de tenista, estos son algunos de los síntomas que puedes tener:

  • Te duele la parte exterior lateral del codo (es el síntoma más normal y común);
  • Si intentas levantar peso con la mano hacia abajo notas mucho dolor;
  • Cuando más repites un movimiento, más te duele;
  • Has perdido movimiento en la articulación;
  • Al levantarte, sientes mucha rigidez;
  • Se te adormece la zona.

Además, hay factores de riesgo que te pueden hacer más propenso a sufrir epicondilitis o codo de tenista. Como hemos comentado antes, uno de ellos es la edad, ya que aquellas personas con edades comprendidas entre los 40 y los 60 son más propensos a sufrir esta lesión. Otro factor de riesgo es el deporte que practiques, también mencionado antes la práctica de ciertos deportes que impliquen movimientos bruscos, además de la profesión (pintores, albañiles, administrativos, etc.)

lesiones ordenador codo tenista

¿Cómo prevenir la epicondilitis o codo de tenista?

Para evitar un sufrimiento mayor debido al dolor de codo por epicondilitis, lo primero que tenemos que hacer en cuanto tengamos la sospecha es acudir a un profesional sanitario. Después, algunos aspectos en cuanto a nuestro entorno de trabajo pueden facilitar mucho la vida a la hora de lidiar con esta lesión.

  • Lo primero, adoptar una buena postura: los pies alineados con el suelo, la mirada a la pantalla de frente, postura recta y relajada, etc.
  • Realiza pausas cada cinco o diez minutos por cada hora de trabajo para hacer estiramientos: quitarás así la rigidez de la espalda y las articulaciones.
  • Ten un espacio ergonómico: la ergonomía en tu entorno laboral es fundamental, es el lugar donde vas a pasar la mayor parte del día. Invierte en una buena silla ergonómica que te permita tener una espalda alineada y los codos correctamente puestos sobre la mesa y el teclado.
  • Evita escribir con las muñecas torcidas y mantén los pies apoyados en el suelo o sobre un reposapiés con el que puedas mantener un ángulo cómodo para los tobillos.

En SillaOficina365 somos expertos en ergonomía para espacios de trabajo, por eso tenemos una selección única de sillas de odenador, sillas gaming y material de oficina para prevenir cualquier lesión. Visítanos ahora en nuestra web de SillaOficina365 o, si lo prefieres, contáctanos y te asesoraremos sobre cualquiera de nuestros productos. ¡Te esperamos!