Decoracion despacho
Maria Fernanda Casique

Escritorio bajo una ventana: cómo aprovechar el espacio y la luz

Compartir:
Colocar el escritorio bajo la ventana puede ser una decisión muy importante a la hora de conseguir luminosidad y eficiencia energética en casa. Esto puede venirnos especialmente bien cuando estamos trabajando o estudiando, ya que no hay nada como la luz del sol.

Muchas personas se sienten angustiadas o incómodas cuando tienen que trabajar de noche y, en lugar de la luz natural, han de usar un flexo. Para evitar este tipo de molestias, es mejor que coloques el tu mesa de escritorio en el lugar adecuado y te beneficies del sol y sus propiedades directamente. Se trata de un cambio sencillo, que no requiere una gran reestructuración. Podrás hacerlo en un momento en tu dormitorio, salón o despacho. Además, notarás cómo gastas menos en luz o en calefacción. Veremos a continuación estas y otras ventajas.

Ventajas de la luz natural frente a la artificial

La luz natural proviene directamente del sol, por lo que ofrece una serie de vitaminas y propiedades muy interesantes para la salud. Es uno de los elementos más importantes que las personas necesitamos para vivir. Quienes apenas están expuestos al sol, lo notan. La piel, los labios, el cabello y la salud en general mejoran gracias a la luz solar. Por ahora, no hay ningún tipo de luz artificial que sea capaz de replicar los beneficios de la luz natural. Esta luz varía según el momento del día y se puede cubrir de una forma sencilla; una cortina puede servir para filtrarla.

Una luz artificial siempre tiene la misma intensidad y, a menudo, se transparenta a través de las cortinas. Esto es porque el foco está justo al lado, sin capacidad para difuminar la luz de alguna manera.

Colocar el escritorio frente a la ventana también es una buena forma de ahorrar espacio, pues utilizaremos un lugar que suele estar vacío. Esto nos permite colocar otros elementos en el espacio restante, que suele ser una pared o una zona de paso. Así, parecerá que la estancia es más grande.

Todo esto se puede lograr con solo mover la mesa y orientarla hacia la luz. Por el contrario, la luz artificial ocupa incluso espacio, ya que, si queremos concentrarnos, necesitaremos algún tipo de flexo. Estos elementos son útiles cuando es de noche, pero durante el día pueden resultar incómodos si los tenemos en la mesa. escritorio bajo ventanaOtra ventaja principal de la luz natural es que es gratis. No se requiere pagar nada, sino que la naturaleza nos la regala amablemente a diario.

También es gratis la energía solar, que puede almacenarse y utilizarse más tarde, por ejemplo, con las placas solares. Si iluminamos el escritorio con la luz solar, durante varias horas de trabajo prescindiremos de las bombillas y luces encendidas. Simplemente, abrimos la ventana y empezamos a disfrutar del sol y de la brisa. No solo la piel lo agradecerá, sino también el bolsillo.

La luz natural no solo proviene de la naturaleza sin costes, sino que además beneficia a la propia naturaleza. Si queremos mantener este planeta el máximo tiempo posible, es importante que cada uno de nosotros ponga un granito de arena. Una de las formas de conseguirlo es usar la luz natural, que nos permitirá tener los dispositivos eléctricos apagados varias horas al día. Las luces son una de las principales fuentes de consumo eléctrico en una casa, por lo que mantenerlas apagadas supone una diferencia. Al fin y al cabo, cuanta más energía consumimos, más daño hacemos al planeta. También es una forma de trabajar o estudiar mejor.

La luz artificial no suele ser cálida y puede dar dolores de cabeza. Es cierto que permite una mayor concentración, pero en periodos más cortos de tiempo.

Algunos modelos interesantes 

Hay algunos productos en nuestro catálogo de SillaOficina365 que pueden marcar la diferencia y ayudarte para tu día a día en el trabajo, el estudio e incluso a la hora de jugar a videojuegos. Se trata de unos escritorios cómodos y funcionales que encajarán perfectamente en tu dormitorio o despacho.

Modelo Home Pro

Es uno de ellos y destaca por su sencillez y color blanco, que se adaptará a cualquier decoración. Cuenta con varios cajones y unas patas sólidas. Se puede colocar junto a la ventana y tiene diferentes espacios que se pueden aprovechar para colocar y almacenar cosas optimizando los huecos al máximo.   

Escritorio Strong

Es otra referencia muy demandada en nuestro segmento de mercado. Se trata de un modelo clásico, con los cajones a un lado (a la derecha, en este caso). El usuario puede sentarse en el lado izquierdo y tener algo de espacio extra. Tiene unas tonalidades muy agradables y un cristal como superficie. 

Ahora que ya conoces las virtudes de colocar el escritorio bajo la ventana, decídete por algunos de nuestros modelos. Puedes pedir más información en la tienda sin compromiso.