Consejos sobre sillas
Maria Fernanda Casique

Medidas de las Sillas de Oficina: Consideraciones Cruciales

Compartir:

Las dimensiones de las sillas en la oficina sí tienen importancia. Pueden marcar la diferencia entre trabajar a gusto o que tengamos continuas molestias. Dolores de espalda pero también molestias cervicales, dolores de cabeza, malestar en las muñecas, en las piernas....

Cuando se trata de sillas de oficina, existe un abanico inmenso de opciones. No todas las sillas se ajustan para todos los cuerpos. Pues no todos somos iguales. Por es importante encontrar una silla que se ajuste a tu altura y a tus necesidades específicas. Cada persona es diferente y cada silla debe ajustarse a sus necesidades de trabajo y a su tipo de cuerpo.

Sillas de escritorio pequeñas

Silla Amira 

Las sillas pequeñas están diseñadas para acomodar a usuarios de menor estatura. Los tamaños estándar a menudo no funcionan para estos individuos. Por eso las sillas pequeñas tienen una altura de respaldo más corta, un ancho de asiento más pequeño y un asiento menos profundo.

Estas modificaciones se añaden para acomodar mejor a los individuos que pueden encontrarse increíblemente incómodos en una silla de oficina estándar. Y son adecuadas para niños y jóvenes. Este tipo de silla no sería el adecuado cómo sillas en las oficinas donde se trabajan 8 horas diarias.

Medidas sillas de oficina estándar

Las sillas de oficina estándar suelen funcionar para la mayoría de la gente. Están diseñadas para tener una capacidad de peso de alrededor de 110 kg. Por lo general, estos tamaños estándar son buenos para aquellos que miden entre 1.65 a 1.78 cm de altura.

Incluso entre este tamaño en particular, hay muchas diferencias en cuanto a los ajustes ergonómicos disponibles. Por eso es importante comprobar que la silla que vamos a comprar se ajusta a nuestras necesidades y que dispone de ajustes que nos permitirán que se adapte perfectamente a nosotros. Eso nos ahorrará muchos problemas a largo plazo y nos asegurará que estemos cuidando la salud de nuestra espalda mientras trabajamos o estudiamos.

Medidas sillas escritorio grandes y altas

Las sillas grandes y altas están diseñadas para acomodar a los individuos de mayor estatura y típicamente a los que miden más de 1,80 m. Estas sillas de alta calidad ofrecen un amplio confort y una mayor capacidad de peso para garantizar la seguridad del usuario sentado. Su precio es más elevado pero merece la pena invertir en ellas, ya que nos aseguran una durabilidad mucho más alta, con lo que se acabará compensando el precio. Así mismo disponen de todos los mecanismos y opciones que las hacen totalmente ajustables y personalizables.

Las medidas de las sillas de escritorio grandes y altas varían, pero suelen tener asientos y respaldos más amplios para brindar un espacio cómodo a aquellos con mayor estatura. Además de su generoso espacio, estas sillas suelen estar diseñadas para soportar una mayor capacidad de peso, lo que las hace ideales tanto para personas altas como para aquellos que buscan una silla robusta y resistente.

En resumen, las sillas de escritorio grandes y altas son una elección inteligente para aquellos que buscan comodidad, soporte y durabilidad. Si eres alto o simplemente prefieres una silla espaciosa y resistente, considera invertir en una de estas sillas de alta calidad para mejorar tu experiencia de trabajo o estudio.

¿Por qué es fundamental elegir una silla con dimensiones adecuadas?Medidas de las Sillas de Oficina

La elección de las medidas correctas en una silla de oficina es esencial para garantizar una experiencia de trabajo cómoda y saludable. La ergonomía desempeña un papel fundamental en este proceso, ya que una silla bien ajustada puede prevenir problemas de salud a largo plazo y mejorar la productividad.

Cuando las medidas de una silla, como la altura del asiento y el respaldo, no se ajustan correctamente a la estatura y las preferencias del usuario, pueden surgir problemas como dolores de espalda, cuello o muñeca. Una silla bien diseñada y ajustada adecuadamente promueve una postura natural y cómoda, reduciendo la fatiga y el estrés muscular.

Además, la ergonomía adecuada en una silla de oficina puede aumentar la productividad y la concentración. Al proporcionar un soporte adecuado y permitir movimientos fluidos, las sillas bien diseñadas ayudan a los empleados a mantenerse enfocados en sus tareas durante más tiempo, sin sentirse incómodos ni distraídos.

¿Cómo elegir las medidas de una silla adecuadas?

Hay muchos tipos de sillas ergonómicas disponibles para su uso en la oficina. Ningún tipo de silla es necesariamente la mejor, pero hay algunas cosas que debemos tener en cuenta antes de comprar una. Estas opciones permitirán al usuario individual hacer que la silla funcione bien para sus necesidades específicas.

Existen unas características principales que toda silla ergonómica debe tener, incluyendo

Altura del asiento de las sillas en la oficina

La altura del asiento de la silla de la oficina debe ser fácilmente ajustable. Una palanca de ajuste neumático es la forma más fácil de hacerlo. Una altura de asiento que oscile entre 40 y 50 cm del suelo debería funcionar para la mayoría de la gente. Esto permite al usuario tener los pies planos en el suelo. De esta forma los muslos están en posición horizontal y los brazos a la altura del escritorio.

Profundidad

El asiento debe tener suficiente ancho y profundidad para soportar a cualquier usuario cómodamente. Por lo general, 30 a 40 cm de ancho es el estándar. La profundidad (desde la parte delantera hasta la parte trasera del asiento) debe ser suficiente para que el usuario pueda sentarse con la espalda contra el respaldo de la silla. Dejando aproximadamente de 5 a 10 cm entre la parte trasera de las rodillas y el asiento de la silla. La inclinación del asiento hacia adelante o hacia atrás debe ser ajustable. 

Silla Akira Ver Silla Akira

Apoyo lumbar

La columna lumbar tiene una curva hacia adentro. Estar sentado durante largos períodos sin apoyo para esta curva tiende a provocar una postura encorvada, pero también tensiona las estructuras de la parte inferior de la columna. Una silla ergonómica debe tener un ajuste lumbar (tanto en altura como en profundidad). Así cada usuario puede obtener el ajuste adecuado para apoyar la curva hacia adentro de la parte inferior de la espalda.  

Respaldo de las sillas en la oficina

El respaldo de las sillas en la oficina debe ser de 35 a 50 cm de ancho. Si el respaldo está separado del asiento, debe ser ajustable en altura y ángulo. Debe ser capaz de soportar la curva natural de la columna vertebra. De nuevo con especial atención al soporte adecuado de la región lumbar.

Si la silla de oficina tiene el asiento y el respaldo juntos como una sola pieza, el respaldo debe ser ajustable. Debe poder ajustarse en ángulos hacia adelante y hacia atrás. Es decir disponer de un mecanismo de bloqueo para evitar que se vaya demasiado atrás una vez que el usuario haya determinado el ángulo apropiado.

Materiales

El material del asiento y el respaldo de las sillas en la oficina deben tener suficiente acolchado para que sea cómodo para sentarse durante largos períodos de tiempo. Es preferible tener un tejido de tela que respire que una superficie más dura. También es importante la espuma de la que está hecha la silla. Una espuma de calidad nos asegurará que el asiento no se deformará. Y que se amoldará perfectamente a nosotros.

Apoyabrazos

Los apoyabrazos de las sillas en la oficina deben ser ajustables. Deben permitir que los brazos del usuario descansen cómodamente y que los hombros estén relajados. Los codos y la parte inferior de los brazos deben descansar ligeramente. Y el antebrazo no debe estar en el apoyabrazos mientras se escribe.

Cualquier silla de estilo convencional o ergonómico debe girar fácilmente. Para que el usuario pueda alcanzar diferentes áreas de su mesa de escritorio sin esforzarse.

Las sillas en la oficina forman parte del día a día de nuestro trabajo. Aunque por lo general no se le presta mucha atención. Pero cuando una silla es incómoda y comienzan los dolores de espalda ponemos atención. Una mala postura será la causa.

Generalmente no asociamos el origen de los problemas a las cosas que pueden estar mal ergonómicamente en nuestro trabajo. Pero una buena silla ergonómica es vital para lograr mantenernos largos periodos de tiempo sentados trabajando. Y es que hay que cuidar la salud de nuestras espaldas y asegurarnos que nuestra postura es correcto. De esa forma evitaremos muchos problemas en el futuro.